La Reserva Iwokrama, ubicada en el centro de Guyana, es un lugar turístico ecológico y tropical, con 371 mil hectáreas que suponen el hábitat de cientos de especies de aves y peces. Una experiencia inolvidable para los turistas es recorrer los puentes colgantes de Iwokrama, mientras que los más aventureros pueden pasar la noche en un refugio ubicado dentro de la propia reserva, rodeados de abundante naturaleza.